La Estabilización se refiere a técnicas que reducen químicamente el potencial de peligrosidad de un residuo transformando los contaminantes a formas menos solubles, móviles o toxicas. La naturaleza física y características del manejo del residuo no se cambian necesariamente por la estabilización. Las tecnologías no son consideradas como técnicas destructivas; mas bien, eliminan o impiden la movilidad de contaminantes.